Safety Car en deuda



El actual reglamento de F1 a permitido contar éste año con una gran mejora en el espectáculo. Desde hacía tiempo se pedía una solución a los escasos sobrepasos que se podían vislumbrar dentro de la categoría.
La solución llegó con un conjunto de modificaciones reglamentarias como el cambio de proveedor de neumáticos pasando de Brigestone a Pirelli sin los surcos intermedios. A eso le agregaron el DRS, alerón móvil que al abrirse disminuye el arrastre en recta facilitando un mayor desarrollo de velocidad final. Pero, se pasó por alto un momento clave dentro de la categoría que ocurre cuando ingresa el Safety Car a pista.
El ordenamiento posterior al ingreso del auto de seguridad continua siendo azaroso, ya que lo único que debe cumplirse es que el primero en pista se coloque detrás del deportivo de turno y el resto de pelotón continúe con la hilera.
Lamentablemente ésta disposición genera que en medio de una lucha por posición se interponga algún rezagado que impide una franca disputa por el puesto y en algunos casos definen posiciones luego de un relanzamiento.
En otras categoría se permite que los autos con vueltas perdidas, superen la posición del Safety Car y se coloquen al final del pelotón dejando de esta manera libre las peleas por puesto que se encentran delante.
Otra opción adoptada ha sido posicionar a los autos rezagados, al momento de ingrasar el auto de seguridad, al final de la fila.
En definitiva, así sea una u otra opción la que se adopte será mejor que dejar las cosas como están, impidiendo ver una lucha directa por posición y no librado al azar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Otros titulares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...