Red Bull sabía que estaba fuera de reglamento

Daniel Ricciardo fue descalificado luego de culminada la carrera por anomalías en el consumo de combustible y el equipo sabía del problema. 
¿Qué sucedió?

Daniel Ricciardo llegaba a línea de meta como el único piloto australiano en la historia del Gran Premio de su país que culminaba dentro de los tres primeros. El podio de Melbourne le fue esquivo a Mark Webber en todo su historial dentro de la Formula 1 y Ricciardo lo lograba en su debut dentro del equipo más exitoso de la categoría máxima de los últimos años.

Tras obtener un brillante segundo puesto en Australia Ricciardo es descalificado por exceso de caudal de combustible en su coche.

Para entenderlo mejor, la FIA le permite a los equipos consumir un caudal de combustible de 100kg/h y el coche de Daniel Ricciardo superaba ese tope. Pero no se trata solo de superar un límite establecido, sino que además éste exceso de consumo le permite al motor Renault mantenerse mejor refrigerado gracias al mayor caudal de combustible y por supuesto un mejor rendimiento expresado en términos de torque y velocidad final.

Pero ¿Red Bull Racing sabía de ésta anomalía?

Los comisarios de la FIA afirman que el equipo de la bebida energizante había sido avisados del alto consumo de su coche en las distintas prácticas.

El consumo de combustible se mide gracias a sensores homologados que administra la FIA y que es el mismo para todos los motores que participan de la categoría.

Ya en la practica 1 se comenzaron a ver diferencias en la lectura de datos enviada por éstos sensores. El historial de consumo varia en el Run 3 y 4 de la practica 1 y en el Run 4 de la practica 2, por lo que fue notificado el equipo.

Entonces ¿por qué seguir con el mismo nivel de consumo?

"Estos sensores de flujo de combustible que son proporcionados por la FIA para medir el combustible han demostrado ser problemáticos para todos desde su introducción en las pruebas", dijo el británico Christian Horner.

 "Ha habido discrepancias y han sido poco fiables; de hecho algunos coches pueden haber corrido sin ellos en la carrera o que hayan dejado de funcionar en ella".

"Tuvimos un sensor de flujo de combustible el cual se cree tenía un error y que, en base a nuestros cálculos sobre el combustible que los inyectores están proporcionando al motor -que es una pieza calibrada y de serie para todos- hay cero variación", continuó.

"Se nos informó (para reducir el flujo), y les informamos de que teníamos serias preocupaciones sobre sus sensores", dijo. "Hemos creído en nuestra lectura, de lo contrario era una situación en la que estarías reduciendo cantidades significativas de potencia en el motor en un momento en que creemos que cumplimos plenamente la normativa".

"Al final todo se reduce a una situación en la que, dependiendo de que la calibración de su sensor, de más o menos, esto dictará quién va a ser competitivo y quién no lo es" Culminó rotundamente.

Lo cierto es que el sueño duró poco, si bien no quedaron dudas sobre el potencial de manejo de Daniel Ricciardo, el equipo no corrió la misma suerte y hoy la incertidumbre corre por los pasillos de RBR.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Buscar en este blog

Otros titulares

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...